La innovación tecnológica en las asesorías

Actualmente la infraestructura necesaria para montar una asesoría se ha reducido a disponer de tan solo: Internet, un móvil, un pc y programa contable, sin necesidad de oficina ya que las nuevas tecnologías de cloud computing te permiten trabajar desde cualquier lugar.

La ventaja de no depender de un espacio físico gracias a que tampoco tenemos que mantener un archivo físico reduce significativamente el espacio necesario para tu oficina, reduciendo costes. La posibilidad de gestionar toda la documentación en digital con nuevas aplicaciones como el GestDoc Pro (Gestor documental profesional), reduce también los deplazamientos, impresiones… ¿Entonces, porqué muchas asesorías siguen ancladas a los metodología de trabajo del siglo XX?

La resistencia al cambio

Todas las innovaciones disruptivas tienen características comunes en cualquier mercado y una de las más importantes es la discontinuidad que provocan. Es decir, nadie duda de que mejoran el status quo, pero adoptarlas supone cambiar mi forma de hacer las cosas y no todo el mundo está dispuesto a hacerlo.

Las asesorías, como cualquier otro tipo de empresa, también se resisten a implementar cambios que implican modificar su forma de trabajar, aunque sea para mejorar el rendimiento y/o productividad. Dentro del conjunto humano que componen las plantillas de las asesorías hay distintos perfiles de adaptación al cambio:

  • Los primeros en adoptar las nuevas tecnologías son una minoría: los innovadores o techies y son el 2,5% de la población. Son los que ya han detectado esa necesidad y, al no encontrar solución en el mercado, ellos mismos han intentado e incluso conseguido crear su propia solución. Ni que decir tiene que en cuanto encuentran una solución, se lanzan en picado a probarla y, si es posible, a integrarla en sus procesos de trabajo aunque la solución no esté madura.
  • A continuación están aquellos que en cuanto ven la innovación, tienen clarísimo que es el futuro. Son los early adopters o visionarios y suponen un 13,5% de la población. Para un visionario es más arriesgado quedarse quieto que adoptar una tecnología emergente, aunque no esté completamente madura.
  • A partir de aquí, entramos en el grueso de la población. Los siguientes en adoptar la tecnología son la early majority o pragmáticos que son el 34% de la población. Necesitan ver que alguien que conocen ya ha implantado la innovación para decidirse a adoptarla. Cuanta más gente de su entorno la implante, más posibilidades tienen de hacerlo ellos.
  • El siguiente grupo es la late majority, escépticos o reacios, los que hacen las cosas “como toda la vida” y suponen el 34% de la población. Adoptan innovaciones a regañadientes, cuando no les queda más remedio.
  • Y el último grupo son los laggards o rezagados. Son el 16% y necesitan están al borde de la extinción para adoptar innovaciones.

 

La difusión de la innovación en asesorías y despachos

Tradicionalmente, el sector de despachos y asesorías ha optado por quedarse al margen de las novedades tecnológicas que han ido apareciendo en la última década. Una situación cómoda – ingresos recurrentes y una cartera de clientes fieles – ha propiciado una cultura anti-innovadora de las de pero si llevo mil años trabajando así, con lo que la curva de adopción de nuevas tecnologías haya sido mucho mucho más lenta que en otros sectores más dinámicos.

Sin embargo, la llegada de la crisis ha creado un cóctel de difícil digestión para muchos despachos:

  • Caída de ingresos, de clientes, aumento de impagos, etc…
  • Procesos ineficientes, estructuras sobredimensionadas, y falta de cultura de innovación.
  • Aparición de asesorías online con precios hiper-competitivos.
  • Ante esta situación, todos los despachos (salvo el 16% de rezagados) tienen claro que la adopción de nuevas tecnologías es la única forma de crecer o cuanto menos sobrevivir.

¿Significa esto que el 84% de los despachos están ya implantando nuevas tecnologías? A pesar de lo que pueda parecer más lógico, la respuesta es no. Lo que está provocando la situación económica es que la campana de Gauss sea más redondeada (se están acortando los tiempos), pero se sigue respetando la secuencia de adopción por grupos.

 

¿En qué punto está la difusión de tecnología en asesorías y despachos?

No tenemos datos de implantación de todo tipo de tecnología en despachos, pero si que te podemos comentar nuestra experiencia en la difusión de tecnología para conseguir el despacho sin papeles.

En el último año se está produciendo una aceleración cada vez mayor de la adopción de nuestra tecnología y hemos pasado de un crecimiento lineal, a crecimientos de un 40% trimestre a trimestre.

Basándonos en nuestra experiencia y lo que nos comentáis, nuestra estimación es que la adopción de tecnología para el despachos sin papeles está aún en pañales.

 

¿Y tú, eres un visionario o un rezagado?

Descubre el grupo al que perteneces

  • Eres un rezagado si crees que el despacho sin papeles no llegará hasta el próximo siglo y que vas a poder seguir trabajando igual otros 40 años.
  • Eres un reacio si crees que el papel es insustituible y que cuando decidas prescindir de él (dentro de muchos años) serás igual de competitivo que los que te llevan años de ventaja. Te deseo suerte. La vas a necesitar.
  • Eres un pragmático si tienes claro que al papel le queda poco, pero te has quedado tranquilo con el gráfico anterior. Como los despachos todavía no han abrazado masivamente la tecnología sin papeles, aún puedes competir. Ya si eso…
  • Eres un visionario si ya has empezado a transformar tu organización para trabajar sin papeles y te estás preparando para captar nuevos clientes que busquen servicios de calidad y que les aporten valor añadido con un precio competitivo.

 

¿Quieres sumarte a los despachos sin papeles? Ponte en contacto con nosotros en info@einatec.com o llámanos sin compromiso al 93 115 66 40

 

 

Via ubiq