¿Necesito una página web? Sí, sigue siendo necesario tener web para tu negocio.

Mi página web está bien, no necesita nada más, ¿por qué malgastar el dinero en una nueva?

A menudo nos encontramos con este tipo de afirmaciones, sobre todo en las pymes. Y razones hay y muchas, pero os voy a comentar las 8 principales.

8 razones por las que renovar tu página web

 

1.  En tu página web sólo hay texto y parece del año 2000

Página web de Facebook antigua

Página web de Facebook 2004

Si tu página web da la sensación que se ha realizado con Microsoft Word, amig@s, ha llegado la hora de renovarse.

La imagen de tu web es esencial para que tus usuarios se queden navegando en tu sitio web. Si transmites una imagen desfasada, antigua, desactualizada, etc.. no esperes que nadie se quede navegando e interesándose por tus productos o servicios.

Captura del año 1997, pero lanzada en 1987.

Captura del año 1997, pero lanzada en 1987.

Youtube 2005

Página web de Youtube 2005

Si ese es tú caso, estás perdiendo oportunidades que ofrece la web y el mundo de las redes sociales para visibilizar tu negocio. Hay cientos de herramientas y técnicas disponibles para aumentar el tráfico hacia tu web, llegar a más usuarios y en definitiva, estás perdiendo nuevas oportunidades de captar clientes.

Si te has encontrado con el error 404 ya sabes que tienes un problema, no sólo eso Google también penaliza los enlaces rotos. Esto suele pasar en sitios web con gran contenido, realizar cambios con las URL, cambiar entradas de categorías, cambiar páginas… En ocasiones podemos solucionar estos errores de forma rápida y sencilla, pero si te encuentras con muchos enlaces rotos, imágenes que han desaparecido y cantidad de mensajes de error, no hay soluciones rápidas para ti. Deberías ir mentalizándote para renovar el diseño de la web.

 

2.  Tu sitio web utiliza tecnología Flash, no es usable y está desorganizado.

Si, en su momento fue una novedad la forma en que se animaban los elementos de tu web con Flash, pero hoy en día, hasta el navegador web Chrome entre otros, ya no soportan flash y hasta Google las penaliza. Una guerra vencida por Google a Flash. Otro síntoma claro de que hay que renovar tu página web.

Analizar la estructura de la web, el modo de navegación, cuántos clicks tiene que hacer un usuario para acceder a la información, organización de contenidos, etc… Tenemos que convertir nuestra web en un lugar dónde nuestros visitantes encuentren lo que buscan en pocos segundos, de forma ágil, rápida y sencilla.

 

3. Tu página web es más sobre ti que dirigido tus clientes

No hay que aburrir con los contenidos a tus usuarios

Vaya, este ha sido un duro golpe eh, sí, “Yo, yo, yo o nosotros…” poco ofrece para captar el interés de tus visitantes. Muchas webs han gestionado su blog hablando solamente de ellos, ¿Crees que esto mantiene el interés entre tus usuarios/clientes? Es hora de focalizar el contenido de tu web hacia tus clientes.

4. No sabes quién visita tu página web

Si no sabes quién está visitando tu sitio web, tu estrategia tiene que redefinirse. Si no conoces tu audiencia, ¿para qué tener web? Hoy día Google ofrece herramientas para saber quién te visita, desde dónde, y cuáles son sus intereses, de forma que puedes ajustar el contenido de tu web para alcanzar aquellos visitantes que realmente te interesan.

5. Tu sitio web no tiene versión para móvil ¡OMG!

Web de Centres Escolars del Centre Excursionista de Catalunya

Web de Centres Escolars del Centre Excursionista de Catalunya realizada por Einatec Consulting

El móvil se convierte cada día que pasa en una herramienta indispensable en nuestras vidas. Casi el 60% de las visitas a negocios, tiendas, restaurantes, hoteles, inmobiliarias… los clientes han visitado previamente su sitio web o realizado la búsqueda por Google a través del móvil. Una página web incapaz de visualizarse bien adaptada a cualquier dispositivo móvil (Web Responsive), se convierte una web no válida en dónde pierdes competencia frente a otros.

Incluso Google penaliza al mostrar los resultados de las búsquedas aquellos sitios web que no sean responsive.  Y eso no interesa para nada si queremos ser atraer visitas.

6.  Tu sitio web tarda una eternidad en mostrarse o no es compatible con todos los navegadores

Esto sí que es como si no tuvieras web. ¿Has esperado alguna vez a que un sitio web cargue su contenido y te ha llevado al menos más de 30 segundos?, pues sabes lo pesado que puede llegar a ser. Las razones pueden ser muchas, desde un hosting no adecuado o un sitio web realizado con tecnologías de desarrollo web desfasadas.

Este hecho, puede ser el que más perjudique tu web, ya que al igual que avanza la tecnología, aumenta nuestra impaciencia ante los tiempos de respuesta de las webs, y más aún, si se hace de una conexión móvil (No has pensado alguna vez,” ¡me va a consumir los pocos megas que me quedan!”).

 

Si tu web tiene varios años, seguro que se desarrolló teniendo como referencia Internet Explorer y no se vea bien desde otros navegadores. Hoy en día hay que tener en cuenta otros navegadores como Chrome y Firefox e incluso Safari y Opera, que son utilizados por gran número de usuarios.

7.      Nadie te encuentra en las búsquedas en Google

Bien, hay un chiste que dice que el mejor lugar para esconder un cadáver es en la página 2 de Google. Esto resume bien lo importante que es aparecer con las palabras que nos interesan, en las primeras posiciones. Un sitio web sin la optimización SEO adecuada ni tan sólo sale cuando realizas la búsqueda con el nombre de la empresa (ni hablemos de las palabras clave).

Algunos aspectos que mejoran el SEO va desde cómo se redacta el contenido de la web, los enlaces internos i externos de la web, cómo se insertan las imágenes…. Y cientos de factores más.

8. Te gastaste una fortuna en tu antiguo sitio web, y a pesar de ello no te gusta

Puede ser un poco amargo rediseñar un sitio web en que te gastaste un dineral hace algunos años. Hay que entender que las empresas cambian sus sitios web cada pocos años, si no antes. Es importante estar al día de las nuevas tendencias si no quieres transmitir valores erróneos o desfasados. Rediseñar tu web puede connotar que tu empresa es innovadora y actual. Así cómo aplicar cambios que te permitan mejorar las estrategias de comunicación, SEO, o de captación de clientes.

Si te encuentras en alguna de estas situaciones, llámanos. Analizamos cada caso y te ofrecemos una solución y presupuesto a medida de tus necesidades, ni más ni menos.

¡Dale impulso a tu negocio!

Si no puedes esperar a que nos reunamos, puedes calcular el precio de tu web

Consultar cuanto vale mi nueva web