Tipos de cloud computing, ¡conócelos todos!

Aunque diariamente utilizamos servicios de cloud computing, no solemos hacernos muchas preguntas respecto a cómo funciona. Sin embargo, en un entorno empresarial es conveniente entender sus características y mecanismo para hacer una elección de servicio adecuada a nuestras necesidades. En el siguiente artículo te explicamos los tipos de cloud computing que hay.

Lo primero que hay que saber es que la nube se divide en dos grandes categorías: según la propiedad de la infraestructura y según el nivel en el que opera la misma.

  • Según la propiedad se dividen en: nube pública, nube privada o nube híbrida.

Nube pública

En este caso el proveedor de servicio ofrece sus recursos de forma pública a cualquier usuario, que puede ser un particular, una pyme o una gran empresa. Pueden ser gratuitos o de pago y en este último caso los clientes pagan por el ancho de banda, la capacidad de almacenamiento del servicio, etc.

En la nube pública, el proveedor se encarga del mantenimiento y administración del sistema. Esto supone un importante ahorro para los clientes del servicio. En última instancia, la inversión debería hacerse en seguridad, ya que aunque los proveedores se esfuerzan en lograr la mayor eficacia en este aspecto y nunca está demás implementar una capa extra de seguridad para proteger los datos de la empresa ante posibles intrusiones de terceros. Por razones económicas y de facilidad de implementación, es el tipo de cloud computing más utilizado a nivel particular y en pymes.

Nube privada

En este tipo de servicio el proveedor ofrece sus recursos a los usuarios que así lo soliciten, implementando el sistema. Los servicios se pueden ofrecer a través de Internet o de una red privada, y a diferencia de la nube pública, no están disponibles para todo público. En este caso, la infraestructura informática está hospedada en un entorno local.

En la nube privada, los niveles de seguridad son más altos y el hospedaje es interno, con lo cual se garantiza que los datos de la empresa no serán accesibles a terceros. Aunque la implementación está en manos del proveedor, la administración del servicio corre por cuenta del departamento de IT de la empresa, así que hay que tener en cuenta la capacidad del personal y los gastos que esto supone en la nómina en caso de que haya que crear o ampliar este departamento.

Nube híbrida

Como su propio nombre indica, es un tipo de cloud computing que combina los dos servicios anteriores. Las empresas pueden utilizar un entorno informático que combina nube pública y privada y las aplicaciones y datos de cada una pueden compartirse.

Una compañía puede utilizar servicios de nube privada, pero en función de la escalabilidad o sus picos de trabajo puede recurrir a la nube pública para cubrir sus necesidades sin que esto comprometa la seguridad de sus datos.

Esto puede ser de mucha ayuda cuando la empresa necesita liberar recursos locales en función del resguardo de data crítica, ya que puede dejar las tareas o funciones más sencillas en manos de servicios de la nube pública.

  • Según el nivel en el que operan, los tipos de cloud computing pueden ser: SaaS, PaaS o InaaS.

SaaS (Software-as-a-Service)

Son los servicios en la nube a los que el usuario o cliente tiene acceso directo, pero sin tener conocimiento sobre la plataforma que soporta el servicio. Esto tiene una ventaja sobre los costes, especialmente para las empresas, pero como el proveedor está a cargo de la implementación, administración y mantenimiento del sistema, no debería ser utilizado para el manejo de datos sensibles. Los grandes servicios de correo electrónico gratuito son el mejor ejemplo de este tipo de cloud computing.

PaaS (Platform-as-a-Service)

El proveedor se encarga de la instalación y configuración de los recursos que soportan el servicio, pero la empresa (a través de su departamento de IT) se encarga del desarrollo de aplicaciones o soluciones creadas a su medida.

IaaS (Infraestructure-as-a-Service)

El proveedor de servicio aporta la infraestructura que soportará los desarrollos o aplicaciones de su cliente de manera virtual, y este a su vez tendrá el control tanto de los servicios que cree como de la infraestructura que contrata. Esto permite el mayor nivel de personalización de las soluciones de la empresa, pero también exige un alto nivel de capacitación del personal encargado del departamento de IT. Amazon Web Services es el mejor y más exitoso ejemplo de este tipo de cloud computing.

De todos los tipos de cloud computing que hay, ¿cuál es el que más se adecua a ti? En Einatec ofrecemos un servicio de cloud computing de calidad y pensado y diseñado para cada caso concreto, consúltanos.