7 ventajas del cloud computing para las empresas

Los servicios en la nube han incrementado su demanda en los últimos años y no es para menos. Además de llevar a la empresa a un nuevo nivel de gestión de datos sin necesidad de hacer una inversión extraordinaria, la virtualización genera un importante ahorro de costes al prescindir de soportes y estructuras físicas para almacenar la información. En Einatec, como especialistas que somos, conocemos las ventajas del cloud computing para las empresas y vamos a compartirlas contigo.

Principales ventajas del cloud computing para las empresas

Seguridad, facilidad de acceso a la información, ahorro de costes y almacenamiento ilimitado son solo algunos de los beneficios que ofrece el cloud computing a tu negocio. Pero vamos a explorarlos un poco más a fondo:

1. Reducción de costes en área de IT

En primer lugar, cuando decides migrar los datos de tu empresa a la nube se genera un impacto directo en la reducción de costes, específicamente en el departamento de IT. Esto se ve reflejado, por ejemplo, en la disminución del consumo energético por concepto de uso de equipos y servidores. Tampoco es necesario invertir en infraestructura informática ni en el mantenimiento de la misma, a la vez que se prescinde de la compra de licencias o pagos generados por la utilización de productos y servicios imprescindibles en el área.

2. Acceso a tu negocio desde cualquier lugar

Otra de las ventajas del cloud computing para las empresas es que tú y tus compañeros podéis acceder de ahora en adelante a la información desde cualquier parte del mundo y desde cualquier dispositivo, lo único que necesitareis es una conexión a Internet. Esto genera movilidad para el equipo de trabajo, ya que pueden acceder a los datos de la empresa en cualquier momento, haciendo posible y más cómodo el teletrabajo, facilitando la comunicación y la gestión de información entre ellos y, por lo tanto, acelerando la toma de decisiones. Esto genera beneficios no solo en la productividad, sino en la competitividad del recurso humano de tu empresa.

3. Mayor seguridad en el almacenamiento de datos

Una de las preocupaciones recurrentes de los departamentos de IT de las empresas es el tema de la seguridad y el resguardo de información esencial. Uno de los beneficios más importantes del cloud computing está vinculado a este aspecto. En primer lugar, la información está en la nube y no depende de la infraestructura o equipos de la empresa, así que si ocurriese algún imprevisto, como daños, pérdidas materiales o bloqueos temporales e incluso permanentes, el acceso a los datos seguiría intacto. Pero además, con un servicio de almacenamiento en la nube no es necesario preocuparse por las copias de seguridad, ya que estas se generan automáticamente y con cifrado seguro, lo que evita que la información quede vulnerable ante un posible hackeo.


4. Soluciones a medida para tu empresa

En un principio se pensaba que el almacenamiento en la nube estaba destinado a grandes empresas o que manejaran una gran cantidad de datos. Sin embargo, la realidad es que una de las ventajas del cloud computing es que está al alcance de cualquier negocio, independientemente de su tamaño. Pagas por los servicios que necesites y puedes agregar o quitar funcionalidades según el crecimiento de tu empresa, así como aumentar la capacidad de almacenamiento cuando lo necesites y de manera online sin comprar equipos adicionales.

5. Software siempre actualizado sin invertir más recursos

Las actualizaciones de software se hacen de forma automática, pero con la ventaja de no tener que pagar por ellas cada vez. Con este tipo de servicios la tecnología de tu empresa siempre estará al día, a diferencia de los sistemas tradicionales que dependen del pago de grandes sumas de dinero para su actualización.

6. Almacenamiento ilimitado

A las ventajas del cloud computing hay que sumarle la capacidad de almacenar grandes cantidades de datos sin tener que invertir en la ampliación de equipos o infraestructura física. Por más actualizado que esté un equipo de oficina, su capacidad de almacenamiento siempre será menor que la que puede ofrecer un servicio de almacenamiento en la nube, recordando que además dicha capacidad se puede ajustar a tus necesidades.

7. Manejo simple y sin complicaciones

Una vez que se ha implementado el cloud computing en la empresa, su manejo resulta sumamente sencillo. No se requiere una formación especializada y, además, se evitan problemas técnicos generados por interoperabilidad entre sistemas al integrarse de forma automática en la nube.

Por lo tanto, ¿a qué estás esperando? El cloud computing va a permitirte tener toda la información de tu empresa a buen recaudo a la vez que te ayuda a reducir costes y a trabajar desde cualquier rincón del mundo. ¡Bienvenido al siglo XXI!