Diferencia entre cloud computing y hosting tradicional

Aunque muchas empresas siguen recurriendo a soluciones de hosting tradicional, las ventajas que ofrece el almacenamiento en la nube están haciendo que muchas de ellas se replanteen sus objetivos en términos de infraestructura y costes en IT. Si bien se trata de recursos que comparten algunas similitudes, la diferencia entre cloud computing y hosting tradicional existe y en Einatec te lo vamos a explicar todo con detalle para que puedas tomar la mejor decisión para tu empresa.

¿Qué es el cloud computing?

El cloud computing hace referencia a servicios, aplicaciones y recursos que permiten que el usuario almacene información personal o empresarial en servidores remotos (la nube). Esto significa que no hay que depender de un equipo local, ni para acceder a los datos ni mucho menos para almacenarlos.

Los ejemplos más comunes de cloud computing son esos servicios a los que podemos acceder desde cualquier equipo con conexión a Internet, como por ejemplo, Gmail o Amazon donde no necesitamos descargar un programa, simplemente ingresamos desde cualquier equipo y nuestros datos ya están allí. Como todo se procesa en la nube y no dependes de un equipo local la gestión de los datos se vuelve más eficiente. Además, con el cloud computing puedes tener acceso a ellos en tiempo real.

El cloud computing está compuesto por servidores, sistemas de almacenamiento y ordenadores conectados en red en los cuales se copia toda la información del usuario y esto permite que la misma esté siempre disponible. Como veremos más adelante, una de las diferencias entre cloud computing y hosting tradicional radica en la escalabilidad y flexibilidad que ofrece la nube y esto es ideal para cualquier empresa que desee invertir en servicios que se ajusten a su ritmo de crecimiento.

¿Qué es el hosting de una página web?

Hace algunas décadas las empresas tenían sus propios servidores en los que alojaban su información. Sin embargo, esto representó muchos inconvenientes técnicos y económicos que influyeron en la evolución del servicio. Es allí cuando surgen los “datacenters”, empresas que se encargan de alojar servidores de terceros.

Dependiendo de la empresa de hosting, se pueden incluir servicios adicionales como un servidor de correo electrónico, discos virtuales, alojamiento de aplicaciones web, etc y existen varios tipos:

  • Hosting gratuito: no recomendable para empresas ya que la calidad del servicio técnico no suele ser demasiado buena. Además, los recursos disponibles y la capacidad de almacenamiento pueden ser muy limitadas.
  • Hosting compartido: los clientes de este tipo de servicios comparten un mismo servidor. Aunque es de pago, se trata de una alternativa muy barata. Es ideal para proyectos personales pero sigue siendo poco recomendable para empresas, especialmente si manejan una gran cantidad de datos.
  • Hosting VPS: es lo más parecido a un servicio de cloud computing ya que se trata de un servidor de uso exclusivo, de carácter virtual. Sin embargo, en muchos casos un VPS básico puede ofrecer las mismas ventajas de un hosting compartido premium, pero a un precio mucho más elevado.

Principales diferencias entre cloud computing y hosting tradicional   

Mucha gente se hace la misma pregunta: ¿Qué es un dominio y un hosting? Pues bien, la principal diferencia entre cloud computing y hosting tradicional radica en que en el hosting tradicional los usuarios dependen de servidores físicos y si surge algún problema pueden perder su información o tendrán que esperar un tiempo para recuperarla. Por su parte, en el cloud computing la recuperación de los datos es casi inmediata debido a que está copiada en otros ordenadores en red.

Otra de las diferencias entre cloud computing y hosting tradicional es que en este último existen límites, tanto de velocidad como de almacenamiento. Sin embargo, en el cloud computing los recursos no solo son ilimitados, sino que se ajustan a lo que la empresa necesita.

Por lo que respecta a la escalabilidad, con el cloud computing la empresa pueda adquirir nuevos servicios o prescindir de algunos de ellos sin que esto implique una nueva inversión en software o infraestructura. En el hosting tradicional el crecimiento de la empresa implica un aumento en los costes del área de IT, lo que puede generar inconvenientes financieros o afectar a la toma de decisiones que impidan la expansión empresarial.

En cuanto a los estándares de seguridad, en el cloud computing son muy elevados mientras que con el hosting tradicional los servidores son muy susceptibles de ser atacados por hackers.

Dicho esto y ahora que ya conoces qué diferencia entre cloud computing y hosting tradicional hay, es importante tenerlo todo en cuenta al momento de contratar uno u otro servicio para tu empresa. En Einatec te podemos brindar toda la asesoría que necesites para gestionar tus datos corporativos de manera eficiente, escalable y a un precio acorde con las ventajas que ofrece el servicio que elijas. ¡No le des más vueltas y contáctanos!

Categorías

Artículos relacionados