Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Mantenimiento preventivo, qué es y cómo debe hacerse

mantenimiento preventivo

El mantenimiento preventivo de los ordenadores y equipos de trabajo de una empresa es indispensable para que la misma funciona correctamente. Es, también, una buena herramienta para ahorrar costes que se pueden prevenir.

Existen distintos tipos de mantenimiento: el mantenimiento correctivo, el preventivo y el predictivo. Definir cuál es el mejor tipo de mantenimiento para nuestro negocio depende de distintos factores. El mantenimiento preventivo, por ejemplo, es la mejor forma de garantizar la vida útil de nuestros servidores y equipos.

En Einatec explicamos a continuación en qué consiste un plan de mantenimiento preventivo y cómo debe hacerse.

¿Qué es el mantenimiento preventivo?

El mantenimiento preventivo es aquél que nos permite disminuir el riesgo de daño o pérdida de los equipos. Este plan de mantenimiento consiste en revisar los servidores de forma periódica para evitar fallos que puedan generarse por desgaste, por uso o por el paso de los años.

Este tipo de mantenimiento sugiere, en la mayoría de los casos, que las actividades o la producción del negocio se detenga para poder analizar en profundidad el funcionamiento de ordenadores, equipos y maquinarias. Por esta razón, es importante tener un plan de mantenimiento preventivo distribuido correctamente en el tiempo.

A diferencia de otros tipos de cuidado, el mantenimiento preventivo ayuda a disminuir el coste de las reparaciones. Se adelanta a los fallos para corregir los problemas que puedan provocarlos.

Tipos de mantenimiento preventivo

Existen dos tipos de mantenimiento preventivo, diferenciados por el espacio externo o por la calidad interna de las piezas. Estamos hablando del mantenimiento pasivo, que se encarga del ambiente, y el mantenimiento activo, que busca tratar más el hardware. Estos son los dos tipo de mantenimiento:

Mantenimiento Pasivo

Este tipo de mantenimiento preventivo se encarga de atender a los equipos de forma externa, ofreciéndole un excelente ambiente físico y eléctrico para prevenir fallos causados. Por ejemplo, por la humedad o la luz solar. El objetivo de este plan es cuidar todos los factores externos para prevenir que puedan afectar la operatividad de los equipos.

Mantenimiento Activo

El mantenimiento activo va a depender del lugar donde se encuentren los equipos, del modelo y de la calidad de los componentes. El objetivo del mantenimiento activo es limpiar de forma periódica los equipos para evitar su deterioro por causa de factores como el polvo y la suciedad.

¿Cómo debe hacerse el mantenimiento preventivo?

Para hacer un mantenimiento preventivo es necesario diseñar un plan de acción que determine, en primer lugar, qué se desea obtener de ese mantenimiento, cuál es su objetivo y qué presupuesto vamos a destinar al mismo.

También es muy importante tener una ficha de mantenimiento preventivo por cada uno de los equipos que se van a atender. De esta forma se garantiza el cumplimiento de las leyes y normativas que se deben tener en cuenta durante la realización del mantenimiento.

Una vez que se hayan revisado los mantenimientos anteriores, en caso de que existieran, será necesario designar un equipo de responsables del mantenimiento preventivo. Este equipo debe revisar los manuales de los equipos para conocer sus especificaciones y tener un conocimiento amplio en el funcionamiento técnico de los mismos. Deberá ejecutar las tareas del mantenimiento.

Una vez realizado el mantenimiento pasivo y activo, es importante analizar los resultados y hacer un seguimiento del funcionamiento de los equipos para corroborar que el plan de mantenimiento está siendo efectivo.

El mantenimiento preventivo es una tarea que debe ser ejecutada por experto. Por esta razón, la mayoría de las pymes que no cuentan con el personal adecuado para realizarla prefieren contratar una empresa que se encargue de todo el proceso de preservación de los equipos y sus sistemas operativos.

Esta opción es, sin duda, la mejor decisión para garantizar el correcto mantenimiento informático de todos los servidores de una empresa.

¡Toma nota de estos ejemplos!

Estos ejemplos de mantenimiento preventivo te permitirán entender cómo realizarlo. En ellos podrás ver la importancia de tener un buen cuidado tanto del hardware como del espacio de trabajo.

Esto significa el mantenimiento de la parte exterior del equipo, de los componentes que lo integran, sus subcomponentes y el entorno en el que lo ubicamos. Veamos los ejemplos de mantenimiento preventivo:

mantenimiento preventivo ejemplos

Realizar una limpieza profunda

Un buen ejemplo de mantenimiento preventivo es el desmontaje de los servidores para limpiar por dentro las tarjetas y todas las partes del equipo con el objetivo de eliminar el polvo que se concentra en el interior de las carcasas.

Este mantenimiento preventivo activo nos ayuda a conservar los servidores en mejor estado y por mucho más tiempo, impidiendo que el polvo afecte o dañe su interior.

Mantener el antivirus actualizado

Muchas empresas descuidan la importancia de mantener al día el antivirus, sistemas operativos y demás software que son indispensables para el correcto trabajo de los empleados.

Una forma de mantenimiento preventivo es actualizar las licencias y los programas informáticos cada seis meses con el objetivo de prevenir reparaciones innecesarias de daños causados. Por ejemplo, por algún virus que haya entrado al ordenador.

Revisión de equipos informáticos

Consiste en llevar acciones de mantenimiento para garantizar el correcto funcionamiento de los dispositivos informáticos. Tanto en el ámbito de software como el de hardware, yendo del cambio de piezas o a mejora del rendimiento de los ordenadores.

Del mismo modo, también es importante realizar una revisión de los servidores o las estructuras de la información. De este modo, se asegura el correcto funcionamiento de los equipos junto a su infraestructura.

Mantenimiento del servidor

Para mantener en un buen estado y funcionamiento de los sistemas de la información, es importante llevar a cabo el mantenimiento de los servidores, parte fundamental en el funcionamiento diario de las empresas.

Están en continuo trabajo y por ello necesitan ser revisados, tanto las piezas y los componentes, como el funcionamiento y su conectividad. Esto nos permitirá evitar problemas de red inesperados y tener un correcto funcionamiento de la red.

Mantenimiento preventivo para empresas

En Einatec ofrecemos a nuestros clientes un programa de mantenimiento preventivo que consiste en realizar una asesoría técnica según las necesidades del negocio. Nos adaptamos al cliente y le ofrecemos una solución a medida.

Si necesitas poner en marcha un plan de mantenimiento o llevarlo a cabo en tus equipos, somos expertos generando soluciones y ahorrando costes. Contáctanos sin compromiso y te contaremos todo lo que podemos hacer por ti.

Artículos relacionados

Consultoría y estrategia

Desde Einatec realizamos una consultoría tecnológica de tu negocio. Después, diseñamos una estrategia a medida teniendo en cuenta tus procesos de trabajo para optimizar tiempo y recursos. 

Me interesa una consultoría