Consejos para conseguir una oficina ecológica

Convertir tu oficina en una oficina verde no es nada complicado, y todo el planeta saldrá ganando.

En primer lugar, se refiere a oficina ecológica al uso eficiente de los recursos del trabajo y reducir el impacto negativo en el ecosistema. Reducir el impacto medioambiental está en mano de todos, en los pequeños detalles del día a día.

El concepto de sostenibilidad no tiene por qué ir asociado únicamente a las grandes empresas. Las Pymes, que son la mayoría en el estado español, también pueden poner en práctica estos principios y reducir la huella ambiental.

 

  1. Digitaliza tu empresa: Crear documentos electrónicos y convertirlos en formato digital para almacenarlos en la nube nos permite reducir considerablemente el consumo de papel. Una de las grandes herramientas para las asesorías y gestorías es el Gestor Documental Profesional.
  2. Luz Natural: Aprovecha al máximo la luz natural y regula el nivel de iluminación de espacios en función del aporte de luz natural.
  3. Uso responsable e inteligente del papel: Una práctica tan sencilla como imprimir el papel por las dos caras es una opción. Si hay que consumir papel, asegúrate de su origen que utilicen prerrogativas medioambientales que garantice el uso de menos árboles en su producción y bosques legales, o bien sea de origen reciclado.
  4. Reciclar el papel usado: Instalar contenedores sólo para el papel y reutilizar aquel que aún se pueda.
  5. Reciclar el tóner y los cartuchos de tinta: mediante este proceso se evita el consumo de nueva materia prima, y se reducen los costos.
  6. Reemplazar productos de oficina antiguos e independientes por dispositivos multifunción. En lugar de contar con una impresora o escaner por persona, utilizar un solo equipo que permita imprimir, copiar, escanear, envío de correos y con opciones de tecnología móvil.
  7. Reducir el consumo de plástico en las oficinas: Es muy común disponer de vasos de plástico, cucharillas al lado de las máquinas de café. Reducir o eliminar este tipo de productos es fácil si disponemos de vasos o tazas y cucharillas lavables.
  8. Espacios bien acondicionados: El coste del consumo energético y su impacto en el medio ambiente es uno de los factores más importantes en una oficina. Construir estrategias ecoeficientes nos permitirá ahorrar hasta un 30%. La disposición del espacio, las bombillas que se utilizan, uso de equipos eficientes y un espacio bien acondicionado dónde no haya fuga de calor/frio son algunos factores determinantes.
  9. Calefacción: Establece unas temperaturas de consigna en el interior del edificio ni muy altas ni muy bajas (alrededor de 22-25ºC). Una temperatura superior despilfarra energía y no supone un ambiente más agradable. Por cada lado que haya por encima de los 25º se está gastando de forma innecesaria entre un 5% y un 7% más de energía.
  10. Climatización: En el momento en el que se encienda el sistema de climatización, todas las puertas y ventanas del recinto deben estar bien cerradas para evitar que se escape el aire frío del interior. Apagando el sistema 30 minutos antes de que el espacio quede totalmente vacío, se consiguen ahorros sin pérdida de confort alguna.
  11. Uso de equipos de oficina: Los salvapantallas que sean oscuros porque así puedes ahorrar 7,5W o lo que es lo mismo un euro cada 24 horas. Si también eliges un fondo oscuro para el escritorio, podrás reducir el consumo alrededor de un 25%.
  12. Traslados: Fomenta el transporte alternativo para que el personal se traslade a la oficina en la medida de lo posible, compartiendo coche, en bici, o en transporte público. Gran parte de la contaminación de la ciudad se produce por los desplazamientos en coche al trabajo. Incluso si tu empresa dispone de vehículos, puedes ir pensando en pasar a los vehículos de consumo eléctrico, mucho menos contaminantes.
  13. Agua: Cierra bien los grifos. Un grifo que gotea desperdicia 80 litros de agua al día.
  14. Elegir proveedores responsables con el medio ambiente: Escoge proveedores locales que compartan tus valores de sostenibilidad para reducir tu impacto medioambiental y ayudar a la economía local. Proveedores más cercanos te proporcionaran servicios más rápidos, lo que se traduce en flexibilidad de operación para tu empresa, menos capital inmovilizado en stock y una reducción de nuestra huella de carbono – algo que sin duda es bueno para ti, tu comunidad y la responsabilidad social de tu empresa.
  15. Usa productos de limpieza responsables con el medio ambiente: El agua de tus lavabos, fregaderos y lavavajillas puede contener residuos químicos provenientes de tus productos de limpieza. Los fosfatos presentes en algunos detergentes afectan a las algas de nuestros ríos, lagos y mares, lo que puede afectar seriamente la fauna marina. Buscar productos de limpieza responsables con el medio ambiente que hagan uso de una menor cantidad de químicos no sólo te beneficia ti y a tu empresa – además ayuda a preservar nuestra fauna animal.

Siguiendo estos puntos conseguirás reducir costes así como el impacto medioambiental de tu pyme en el planeta. Los pequeños actos cotidianos en tu consumo son los que tienen un gran impacto en el planeta, y puedes cambiarlo.

¿Te animas a convertir tu oficina en ecológica? En Einatec podemos asesorarte sobre equipos de bajo consumo, y de cómo migrar tu oficina a la nube.