Precio por diseño de catálogos

Aunque la llegada de Internet ha supuesto la reducción en el envío de catálogos, la producción de los mismos no ha bajado y a día de hoy en lugar de encontrarlos en el buzón de casa podemos localizarlos en otro buzón, en la bandeja de entrada de nuestro email. Si estás tratando de averiguar cuál es el precio por diseño de catálogos para hacer el de tu compañía tenemos que advertirte de una cosa, su coste es relativo y depende de diferentes factores. Vamos a verlo detenidamente.

Cuánto cuesta el diseño de un catálogo

Como ya hemos mencionado, el precio por diseño de catálogos es relativo y que sea atractivo es un aspecto más importante de lo que parece pues si no se hace de la manera adecuada no resultará llamativo y, por lo tanto, no servirá para nada. Hay diferentes tipos de catálogos, como por ejemplo, el catálogo industrial, el catálogo de producto o el catálogo de servicios, entre otros, y, dependiendo de que lo que ofrezcas, tendrás que solicitar un modelo u otro.

Si estás buscando una empresa que haga el boceto que necesitas para tu comercio, estás de suerte, en Einatec vamos a ofrecerte el diseño gráfico y la impresión de aquello que necesites. Podrás tener tu catálogo físico y/u online y, en caso de quererlo en papel, el precio por diseño de catálogo está supeditado a estos factores:

  • Tamaño: el coste del papel en tamaño A4 no es el mismo que el del papel A3 o A2. Según lo que busques el precio será uno u otro.
  • Material: este aspecto está relacionado con el anterior pues no es lo mismo buscar papel reciclado que papel fotográfico, por ejemplo. Según el tipo que elijas el acabado será uno u otro y el coste también será variable.
  • Encuadernación: si vas a realizar un catálogo sencillo no tendrás coste de encuadernación, por ejemplo, si es un tríptico bastará con doblar el papel por dos partes. Sin embargo, hay cuadernos que son más gruesos y hay diferentes tipos de encuadernación. La encuadernación grapada o la encuadernación en espiral son las más comunes, pero no son las únicas. Otras opciones son la encuadernación rústica cosida, la encuadernación rústica fresada o la encuadernación en tapa dura. A la hora de decantarte por una opción tendrás que prestar atención no solo a tus gustos, sino también a la cantidad de páginas del catálogo. Los más gruesos, por ejemplo, es mejor hacerlos con tapa dura o gusanillo.
  • Cantidad de colores: este aspecto también es importante pues no es igual imprimir en blanco y negro que en color. Esta segunda opción es más cara pues estos cartuchos de tinta cuestan más dinero.

Por lo tanto, ahora que ya conoces los aspectos que afectan al precio por diseño de catálogos y que sabes que no es una tarifa fija, ¿a qué esperas para solicitar presupuesto? Ponte en contacto con nosotros y averigua cuál es el coste de lo que tú buscas. ¡Seguro que quedas satisfecho con el resultado final!

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar