Qué es un ERP y para qué sirve ¡te lo explicamos!

En muchas empresas los datos están descentralizados lo que significa que cada departamento produce y gestiona información crítica y la maneja según su criterio. Esto puede generar problemas comunicacionales o lentitud en la toma de decisiones, entre otros problemas, y los ERP eliminan estos contratiempos al centralizar los datos. Pero, ¿qué es un ERP? En Einatec vamos a explicártelo para que, una vez dispongas de toda la información, decidas cuál conviene más a tu empresa.

¿Qué es un ERP?

La Planificación de Recursos Empresariales o Enterprise Resource Planning (ERP por sus siglas en inglés) son servicios informáticos que permiten integrar varias operaciones internas de una empresa y tienen una estructura modular, ya que se le pueden incluir datos de producción, contabilidad, administración, distribución, logística, etc., aunque funcionan como un sistema único.

En un ERP los datos están centralizados y esto tiene como ventaja un aumento importante en los tiempos de respuesta, lo que influye en la productividad de la compañía y en los procesos de toma de decisiones.

¿Para qué sirve un ERP?

Ahora que sabemos qué es un ERP podemos entender mejor su utilidad dentro de nuestra empresa. Sirve para:

  • Integrar distintos tipos de datos de la empresa en un mismo software.
  • Permitir el acceso a los datos de diferentes departamentos desde el mismo servicio.
  • Automatizar los procesos empresariales.
  • Ahorrar tiempo y dinero.

Existen varios casos en los cuales se hace necesario implementar un ERP en las empresas, como por ejemplo, cuando su infraestructura tecnológica (hardware y software) está obsoleta para:

  • Reducir inventario.
  • Evitar el duplicado de información.
  • Ante la aparición de problemas en los procesos de distribución o entrega de pedidos.

Un sistema de este tipo no sólo está diseñado para una gran empresa con importantes volúmenes de datos sino que, en realidad, se trata de un recurso que puede ser adquirido y utilizado por pymes o negocios de cualquier tamaño,  sean del sector económico que sean. Al implementar un ERP, la empresa obtiene varias ventajas y algunas son:

  • Muchos procesos empresariales pueden sistematizarse a través de paquetes de software especializados, pero son sistemas cerrados que no permiten la integración de los datos provenientes de otras áreas de la empresa. Con un ERP, los datos se integran en un mismo sistema.
  • Los ERP ya incluyen un sistema de seguridad que evita que los datos integrados al sistema puedan ser manipulados por terceros, bien sea por amenazas externas (como el espionaje industrial) o internas.
  • Como los datos centralizados en el ERP están disponibles en tiempo real, esto tiene un impacto directo en las comunicaciones internas y externas de la empresa. Una de las ventajas más notorias en este sentido es la mejora en la relación con los proveedores, ya que los procesos son transparentes y se evitan conflictos o diferencias que anteriormente podían surgir por la falta de información.

¿ERP a medida o estándar?

Existen varias configuraciones de sistemas ERP en el mercado:

  • Modulares o estándar: su funcionalidad se divide en módulos que se implementan de acuerdo a las necesidades de la empresa. Por ejemplo, una pyme puede decidir que solo quiere integrar los módulos de ventas y finanzas, pero otra más grande puede requerir sumar los módulos de recursos humanos, control de almacén, distribución, etc.

Los ERP modulares son el sistema más económico, pero una de sus desventajas es que sus reportes son muy genéricos, así que muchas empresas terminan comprando paquetes de generación de reportes diseñados para interactuar con el ERP, aumentando los costes iniciales.

  • Configurables: en este caso, el sistema puede seguir ampliándose a través de la incorporación de herramientas de programación que permitan adecuar las funciones del software a las necesidades de la empresa.
  • Especializados o a medida: incluye las funciones estándar e incorpora funciones específicas del sector en el que se desarrolla la empresa. Esto permite el desarrollo de soluciones adecuadas a sus requerimientos, y al mismo tiempo, alineadas con el área o tipo de industria a la cual pertenece. Lo mejor de este sistema es que se puede ampliar, lo que garantiza que puede ajustarse al crecimiento de la empresa con el paso del tiempo.

Optar por un ERP especializado garantizará soluciones ajustadas a la realidad de la empresa, haciendo que el flujo de trabajo sea mucho más eficiente y, por tanto, competitivo. Dicho esto, en Einatec estamos especializados en el diseño de sistemas ERP a medida, sin importar el tamaño de tu empresa, así que si todavía no has decidido cuál es el que más se adecua a ti, consúltanos, decide por qué opción vas a apostar y contrata los servicios con nosotros. Nuestra experiencia es el mejor garante de nuestro trabajo.