Claves para crear un buen catálogo industrial

Los catálogos industriales son un excelente instrumento visual para mostrar y resaltar los atributos de tu oferta de productos en pro de atraer nuevos clientes y aumentar las ventas. Sin embargo, para que un catálogo de productos industriales sea exitoso es necesario vigilar ciertos factores como el diseño, la diagramación del contenido y las imágenes que se van a utilizar. 

Un catálogo industrial no solo debe llamar la atención por su excelente acabado y calidad de impresión, sino por aquellos atributos que lo hacen diferente al resto, como la tipografía, el tamaño y hasta la forma. Todo esto determinará el precio del catálogo pero también su efectividad a la hora de vender y mejorar el trabajo de los comerciales. 

En Einatec nos apasiona crear catálogos industriales modernos, diferentes y según las necesidades de nuestros clientes. Aquí compartimos contigo las claves indispensables para crear un buen catálogo industrial. 

Qué es un catálogo de productos industriales

Un catálogo industrial es aquel que reúne una oferta de productos destinados al uso exclusivo de las industrias, ya sea para su operatividad o para la elaboración de su producto comercial. Algunos ejemplos de productos industriales son: de materias primas, herramientas, consumibles, materiales y repuestos para maquinarias. 

Cómo crear un buen catálogo industrial

Para crear un catálogo industrial existen una serie de factores que debes tener en cuenta: 

Briefing del cliente

Antes de comenzar a hacer un catálogo industrial es importante revisar el briefing que ha ofrecido el cliente donde se especifican todos los detalles del contenido del catálogo. Ante la presencia de alguna duda será necesario reunirse con el cliente y conversar hasta que no exista ningún punto que genere confusión.

Análisis del contenido 

Los catálogos de productos industriales suelen ser extensos y se caracterizan por contener información compleja que debe estar muy bien explicada para que el instalador pueda comprenderla y ejecutar sus funciones. Asimismo, la información debe ser precisa y muy clara de forma que el cliente final pueda comprenderla sin problema. 

Conocer los productos

Es importante familiarizarse con la lista de productos del cliente para reconocer la oferta y diferenciarla. Si se repasan los productos podremos evitar confusiones y equivocaciones en el momento de actualizar un manual industrial o incorporar nuevo contenido al mismo. 

Cómo crear un buen catálogo industrial

Volcar el contenido

Antes de empezar a diseñar y hablar de estilos es importante saber si el contenido lo ofrecerá el cliente o hay que producirlo. Lo ideal es que el cliente provea la información completamente lista y editada. De no ser así es importante redactar todo el contenido y revisarlo, junto con el cliente, las veces necesarias hasta que se hayan agotado todos los cambios. 

Elección de recursos complementarios 

Con el contenido definido conviene sentarse a pensar qué recursos pueden ayudarnos a simplificar la explicación del mismo en función de reducir palabras y páginas. 

Existen muchas herramientas que pueden ayudarnos a que el lector consuma mayor información en menos espacio, por ejemplo: gráficos, tablas, infografías y la inserción de códigos QR para detalles más extensos sobre determinados productos. 

La importancia del diseño

El éxito de un catálogo industrial depende, en gran parte, del diseño. Los colores, la diagramación, la tipografías, las imágenes y los gráficos determinan qué tan llamativo, atractivo y fácil de leer será nuestro catálogo de productos. 

Es complejo definir un modelo exitoso de catálogo industrial, pues todo dependerá de la cantidad de productos y las necesidades de cada cliente. Cada catálogo industrial debe ser personalizado y original. 

Diseño Catálogo industrial

Lo ideal es separar los catálogos por capítulos y estos con pestañas, para facilitar el uso del mismo. También se debe destacar la portada, la cara del catálogo, pues es lo primero que verá el cliente y generará una primera impresión sobre la empresa. 

También es recomendable diseñar catálogos dinámicos, donde la estructura varíe y se resalten contenidos haciendo uso del color y tipografías distintas. Asimismo, si el cliente cuenta con un manual de estilo será necesario respetarlo y usar exclusivamente los colores de su marca. 

Es vital combatir el uso de plantillas que hacen que todos los catálogos parezcan el mismo y ofrecen un diseño aburrido y que denota falta de profesionalidad. 

Una vez que el diseño haya sido aprobado por el cliente y se hayan realizado todos los cambios pertinentes, se debe enviar el material a imprenta para dar inicio a la producción.  

En la actualidad son muchas las empresas industriales que han migrado al catálogo digital para ahorrar procesos, costes de impresión y modernizar su modelo de negocio. Los catálogos digitales tienen muchas ventajas ya que son una excelente herramienta para resaltar una oferta de productos de forma más dinámica e interactiva.  

Ahora que conoces las claves para crear un catálogo industrial te invitamos a contactarnos y solicitar un presupuesto. En Einatec estaremos encantados de escuchar y hacer realidad tus necesidades. Para que puedas inspirarte, aquí te dejamos algunos ejemplos de catálogos que hemos realizado hasta ahora. ¿Quieres que diseñemos el tuyo?