¿Cuáles son las etapas del diseño gráfico?

Cualquier proceso creativo no es solo fruto de la imaginación, sino que lleva detrás un trabajo de análisis y estudio. Pero, ¿cuáles son las etapas del diseño creativo? Pues son muy similares a las de cualquier otra técnica artística y, si quieres conocerlas, quédate con nosotros porque este es uno de los servicios que ofrecemos en Einatec. ¡Vamos a compartir contigo nuestros secretos!

Primero que nada, destacar que el truco está en empezar a construir la casa por los pies, no por el tejado; y, en base a esto, los pasos que tienen interiorizados los profesionales del diseño son los siguientes:

Análisis inicial

Hablar con el cliente debe ser el punto de partida de cualquier proyecto de diseño gráfico porque lo primero que hay que saber es qué busca la compañía que solicita nuestros servicios. Conocer su visión, misión y valores nos puede ayudar a tener una perspectiva más amplia de la misma, no solo de lo que vende u ofrece sino también de cómo lo quiere hacer.

Reunirse con el cliente es fundamental para recoger aquella información que él considere oportuna y solicitar aquella que necesitamos. Si el cliente ya tiene algo en mente, es importante anotarlo también. Solo haciéndolo de esta manera él obtendrá un trabajo satisfactorio.

Durante esta etapa además es importante fijar los plazos que se van a seguir en el resto de etapas del proceso. Por ejemplo, tendremos que concretar otra reunión con el cliente para enseñarle los bocetos.

Contextualización

El trabajo ya no es con el cliente, sino que corre a cuenta de los diseñadores. Hay que hacer un brainstorming para ver qué ideas novedosas podemos sumar a las que ya hemos recogido durante la reunión previa e ir sumándolas e integrándolas entre sí. Cuanto más amplio sea el mapa sobre el cual vamos a trabajar, menos nos costará diseñar algo interesante.

Diseño

Esta es la etapa clave del proceso, pues es el momento en el cual el trabajo va a empezar a ser visible. Consiste en, siguiendo todo el estudio previo, crear bocetos y borradores sobre los que apoyarse. Lo conveniente es plantear más de una idea para que, una vez se la llevemos al cliente, este pueda ver varias opciones y elegir aquella que más le gusta y que, además, mejor represente a la compañía. Si hay un boceto en concreto que nos gusta mucho podemos diseñarlo en diferentes colores o incluso si la marca tiene un color corporativo hacerlo en diferentes tonalidades de una misma gama cromática.

Una vez hecho todo esto, llega el momento de presentárselo al cliente. Si hemos escuchado todas las directrices que nos ha dado y desde el principio hemos entendido qué quería, no hay de qué preocuparse. Sin embargo, como ya hemos dicho, esto son borradores. Gracias a los apuntes y matices que nos de el cliente ya con algo encima de la mesa podremos ir haciendo pequeños retoques hasta alcanzar justo lo que buscamos. ¡Solo así tendremos un cliente satisfecho al 100%!

Publicación

En esta etapa el proceso creativo ya está finalizado y solo queda sacarlo a la luz. Es recomendable programar en qué momento vamos a lanzarlo para hacerlo de forma instantánea en todos los soportes. Sin embargo, habrá que decidir antes si queremos lanzarlo en una fase beta, es decir, de prueba. Aquí será el cliente el que decida.

¿Por qué es importante el diseño gráfico?

Ahora que ya sabemos cuáles son las etapas del diseño gráfico solo nos queda entender otra cosa, ¿por qué este es importante? Muy sencillo, el éxito de una campaña reside en si se consigue calar o no en el público al que queremos dirigirnos.

Para entendernos, ¿cuántos anuncios de publicidad te sabes de memoria? Todos estos se aglutinan en el montón de campañas exitosas y con el diseño gráfico sucede algo similar. ¿A que sabes cómo es el logo de las grandes corporaciones? Esa es su imagen, su representación, y como tal, está pensada y cuidada al detalle.

En Einatec es precisamente esto lo que nos rige. El éxito de una empresa depende de un gran conjunto de factores y la imagen que queremos trasmitir y hacer llegar a nuestros futuros clientes es una pata más de todo ese conglomerado. Si estás buscando un trabajo a la altura, ¡contáctanos y consigue justo aquello que te propones!

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardarGuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar