Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Diferencia entre un virus y un troyano

Diferencia entre un virus y un troyano

Los virus y troyanos pertenecen a un grupo de amenazas que pueden adentrarse en tu ordenador y dañarlo seriamente o vulnerar tus datos personales. El conjunto, entre los que también están los gusanos, el adware, el spyware o el ransomware, es llamado malware. Pero, si no tienes clara la diferencia entre un virus y un troyano, continúa leyendo, porque en Einatec te lo vamos a explicar.

Cuál es la diferencia entre un virus y un troyano

Aunque los nombres que recibe cada amenaza particular pueden generar alguna confusión y llevar a pensar que todo es lo mismo, hay que saber que existen grandes similitudes, pero también grandes diferencias entre un virus y un troyano.

Una de las semejanzas es que un virus se adentra en un ordenador camuflado dentro de un archivo ejecutable, un link, un aparente programa… El troyano accede a nuestro PC del mismo modo. Es decir, en ambos casos es el mismo usuario el que involuntariamente activa y da acceso a estas serias amenazas al hacer clic sobre el malware.

Otra de las similitudes está en que, a diferencia de otros tipos de malware más inofensivos, ambos pueden causar graves daños, tanto al ordenador como a nuestros datos confidenciales y por eso es tan importante protegerse de ellos.

Ahora bien, no son lo mismo. Una de las diferencias entre un virus y un troyano es que el primero tiene la intención de destruir. Es muy similar a los virus físicos, que entran en el organismo y se propagan afectando a diferentes partes del cuerpo. Destruyen e inutilizan carpetas, programas e incluso componentes. Uno de los síntomas es no poder entrar en archivos y carpetas, programas o perder el control sobre las funciones del ordenador.

En el caso de los troyanos, entran por medio de programas o carpetas aparentemente inofensivas. Cuando las abres creas una entrada para otros ataques. El parecido con el mítico Caballo de Troya les da el nombre de troyanos, entran y atacan desde dentro abriendo las puertas a los enemigos.

Los troyanos generalmente utilizan la brecha que se ha abierto para robar información confidencial. Envían datos de tus programas, de tu agenda de contactos y otra información personal, con el fin de que los receptores la manipulen a su antojo. A diferencia de los virus, los troyanos son difíciles de identificar, por lo que has de tomar medidas para prevenirlos, detectarlos y acabar con ellos.

Cómo defenderte de los virus y los troyanos

La mejor manera que hay de vencer a los virus, troyanos y otras amenazas es disponer de un buen antimalware o antivirus, dependiendo de si te quieres proteger de virus o de una gama más amplia de ataques.

Las empresas son especialmente propensas a las amenazas externas pues muchos intentan acceder al sistema para hacer un secuestro de información y destruirla o extorsionar a la compañía propietaria. Sus responsables deben tomar medidas especiales, además de llevar a cabo la instalación de un antivirus o un antimalware.

Una empresa ha de protegerse como toca, por ejemplo, instalando siempre programas originales descargados de la página oficial, cambiando las contraseñas a menudo, realizando copias de seguridad y formando a los empleados para que hagan buen uso del material de la compañía.

Si quieres tener una garantía adicional en tu empresa, confía tus servicios informáticos a una compañía profesional, con medios para garantizar la seguridad de todos tus datos sensibles y los de tus clientes. Pide información en Einatec sobre sus propuestas de seguridad y verás como quedas satisfecho.

Artículos relacionados

Consultoría y estrategia

Desde Einatec realizamos una consultoría tecnológica de tu negocio. Después, diseñamos una estrategia a medida teniendo en cuenta tus procesos de trabajo para optimizar tiempo y recursos. 

Me interesa una consultoría